NoticiasOpinión

Débiles ante los cambios

En un país donde durante tres décadas reina la corrupción, la indignación se apodera de la sociedad, pero esta es débil ante los cambios, este año se marcó un cambio sin precedentes en nuestro país, se rompió el bipartidismo el cual tenía servido en charola de oro todo el dinero del pueblo.

Más sin embargo seguimos siendo vulnerables ante los políticos, increíblemente seguimos atados a métodos tradicionales con los que ejercen los políticos demagogos, utilizando la debilidad ideológica de muchos como tambien su afinidad política partidaria, esto no permite el distanciamiento sano y coherente y lógico de la gente ante todos estas cosas, por ello, la gente aún piensa que un líder o un partido político van arreglar la vida de la población, eso es completamente erróneo, a pocos días de la toma de posesión del nuevo presidente, las expectativas de la gente son grandes, pero se sigue cometiendo el error de creer que estos o quien llegue va arreglar el país de tanto daño irreparable hecho durante las últimas décadas.

Debemos entender que los cambios comienzan en nosotros los ciudadanos, tenemos que aprender a separar y dejar de endiosar a los políticos, debemos tener en cuenta que se tiene y se debe tener más metas en bien común, cosas que tienen y deberían ser normales y no politizarlas, pues al hacerlo le permite al político posicionarse y volver al mismo vicio, hay cosas que por falta de cultura no vemos más allá de la realidad, cosas que en otras naciones son normales y que son de bien común.

Los primeros en generar cambios somos nosotros los ciudadanos, ahora es una gran oportunidad, pues coyunturalmente hay y existe la voluntad en muchos, seamos parte de las soluciones de nuestro país, los nuevos tiempos no pueden permitir que se deje todo a los funcionarios, hay miles de formas, no debemos olvidar que SON LOS POLÍTICOS QUE SE DEBEN AL PUEBLO Y NO EL PUEBLO A ELLOS, podría apostar que de ser así, las extremas y las nuevas generaciones de políticos competirán por quien hace mejor las cosas para la gente, para el país, pero tenemos que dejar las debilidades del servilismo, el fanatismo entre otras cosas que han permitido el endiosamiento de muchos al llegar al poder, esto ha sido posible gracias a ese error y del sistema que lo permite, tanto así que no hay dignificación para la gente, se ha jugado con la necesidad de todos, terrible ver esa grada abismal entre la calidad de vida de los políticos y empresarios, pero no es la misma la de toda la población, si bien es cierto que el político no te hace millonario, pero es uno de los principales entes canalizadores de la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

Saquemos de una vez por todas esa práctica de hacer política, hagamos verdadera cultura política, generamos competencia sana, confianza en el sistema, convirtiéndolo en un referente para todos, eso sucederá cuando comience a cambiar usted, si no le parece lo que se hace, tiene tres y cinco años para cambiarlo, pero no repita o regrese a donde ya se probó y se hizo daño, eso es retroceso, si en verdad vamos a cambiar, es tiempo de pensar en las futuras generaciones y lo que vamos a heredar como país. | Nestor A. Serrano Pacas

Comentarios

Close