Connect with us

Internacionales

Estados Unidos supera el medio millón de casos de coronavirus

Este viernes 10 de abril por la noche, la Universidad Johns Hopkins dio a conocer que Estados Unidos superó el medio millón de casos confirmados de Coronavirus. La nación que preside Donald Trump sigue siendo la más afectada por la pandemia que tiene en crisis al mundo, pues los casos de COVID-19 se han disparado y actualmente se registran un total de 500 mil 399 pacientes infectados.

Aunado a los casos confirmados, el reporte también indicó que, lamentablemente, USA suma un total de 18 mil 637 fallecidos, es decir, ha pasado a España en cuanto a decesos y está a punto de superar los 18 mil 849 muertos que acumula Italia.

A pesar de los esfuerzos que ha hecho el gobierno de Donald Trump por tratar de parar los contagios, parece que los pronósticos que hicieron los especialistas se están cumpliendo, pues advirtieron que esta y la próxima semana serán muy difíciles para la nación estadounidense, ya que se convertirán en el “nuevo Pearl Harbor, en un nuevo 11 de septiembre”, según el médico de la Casa Blanca, Jerome Adams.

Por otra parte, Estados Unidos acumula un total de 28 mil 790 pacientes recuperados, y se espera que poco a poco esta cifra vaya creciendo.

Nueva York sigue siendo el epicentro

El estado de Nueva York continúa siendo el epicentro de la epidemia en Estados Unidos, y es que ya acumula un total de 172 mil 358 casos de contagios, es decir, más del 34% de los casos totales de USA.

En cuanto a las personas fallecidas, Nueva York posee el 40% de los casos totales, es decir, siete mil 844, superando por mucho los de New Jersey, el estado que ocupa el segundo peldaño en cuanto a casos positivos (54 mil 588) y a fallecidos (1932).

Leer nota completa
Advertisement FedeBanking
Comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

Nicaragua continúa desafiando al #COVID-19

Las autoridades sanitarias internacionales, advierten que la desconcertante negativa del gobierno de Nicaragua, de actuar para controlar la propagación del Coronavirus, aumenta el riesgo de una epidemia en Centro América, incluso cuando los países vecinos han tomado medidas severas frente a esta crisis.

El gobierno del Presidente Daniel Ortega ha instado a los Nicaragüenses a participar en marchas y carnavales, a que sigan asistiendo a eventos deportivos y festivales culturales, incluso a que llenen las playas de su país durante estas vacaciones de Semana Santa. Según la información se ha dicho a los médicos que no pueden usar mascarillas o gel desinfectante para no alarmar a los pacientes y la población en general.

El gobierno de Ortega no ha explicado las razones de su negativa para tomar medidas contra el Coronavirus, como el cierre de fronteras o la cuarentena domiciliar adoptada en otros países de la región, a pesar de esto el secretario del Ministerio de Salud, Carlos Sáenz, ha hablado de mantener el turismo y la economía con toda normalidad.

Mientras tanto los nicaragüenses hacen lo que pueden para mantenerse protegidos del virus. Ante esto la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Larissa Etienne, advirtió el pasado martes que la falta de medidas oficiales en Nicaragua aumenta el riesgo de una epidemia.

Lo que viene a causar más incertidumbre en medio de un brote de neumonía reportado recientemente por autoridades y algunos medios locales, del cual niegan se trate de #COVID19. | Marlon Mendez

Leer nota completa

Coronavirus

Italia registra un nuevo récord de muertos en un día

Italia ha registrado un nuevo récord de muertos por coronavirus en un solo día. Del jueves al viernes, se han contabilizado en este país 969 fallecidos. Ahora bien, esta cifra dada por Protección Civil incluye 50 muertos del jueves en la región de Piamonte que no habían sido contabilizados porque los datos no llegaron a Roma a tiempo. En total, el balance de defunciones por la pandemia asciende a 9.134, más víctimas que España y China juntos.

Desde que se originó el brote el pasado 21 de febrero, se han contagiado 86.498 personas, por lo que el país transalpino ha superado también este viernes en número de casos a China y se sitúa solo por detrás de Estados Unidos. Según Protección Civil, en las últimas horas ha habido 4.401 contagios más, una cifra ligeramente inferior a la del día anterior.

Los expertos señalan que aunque la cifra de infectados continúe creciendo algunos días, lo hace a un ritmo más lento que la semana pasada y relativamente estable. “El hecho relevante es que a partir de los días 19-20 de marzo el número de nuevos casos notificados disminuye, la curva parece atenuarse”, ha dicho Silvio Brusaferro, presidente del Instituto Superior de Sanidad. Y ha explicado que no se ha alcanzado aún el pico: “Tenemos signos de desaceleración que nos hacen suponer que estamos cerca, significa que las medidas tomadas están teniendo efecto, podríamos llegar al máximo de nuevos contagios en estos días” ha señalado. También ha alertado de que no es el momento de bajar la guardia ni pensar en aligerar las restricciones. “No debemos ilusionarnos con que una disminución de la difusión pueda llevarnos a una reducción de las medidas que hemos adoptado”, ha apuntado.

El presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli, ha advertido de que las medidas de aislamiento deberán prolongarse, aunque no ha especificado ningún plazo. “Si tuviéramos que decidir con los datos de hoy, creo que es inevitable prolongar las medidas, porque no estamos en una fase de marcado declive [de los contagios] sino que estamos ante una importante contención”, ha señalado. Y ha añadido: “No prolongar las medidas de aislamiento sería contradictorio con los mensajes que hemos dado hasta ahora”.

Brusaferro ha explicado además que en el país hay diferentes realidades, ya que mientras la mayor parte de los contagios se registra en el norte y en particular en Lombardía, la circulación del virus todavía es limitada en el sur. “El objetivo es que esas áreas no se conviertan en zonas rojas” ha señalado Brusaferro.

El hecho de que en el sur la incidencia del virus haya sido menor es un cierto alivio para las autoridades ya que las infraestructuras sanitarias del sur son mucho más precarias que las del norte. Según los datos publicados el viernes por el Instituto Superior de Sanidad, y actualizados con fecha del 26 de marzo, en todo el país hay 6.205 sanitarios infectados, lo que supone el 9% del total de casos. En total han fallecido 51 profesionales de la sanidad que se habían contagiado de coronavirus.

En Lombardía, la región más afectada que concentra 37.298 de los 86.498 casos totales, el jueves se registró un repunte de contagios, con 2.500 más, mientras que el viernes hubo 2.409 nuevos infectados, contabilizados también con el sistema que se aplica en todo el país basado en las cifras netas, sin contar decesos y pacientes curados. El gobernador Attilio Fontana, que se había declarado “preocupado” por una posible nueva escalada, ha explicado que las cifras elevadas del jueves se deben a un retraso de los laboratorios a la hora de procesar las pruebas y enviar los resultados. “Hay que hacer la media de al menos cinco días para tener una visión completa”, ha dicho Fontana.

El papa Francisco rezó este viernes por el fin de la pandemia en una plaza de San Pedro completamente vacía y bajo una fuerte lluvia. “Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas. Nos encontramos asustados y perdidos”, lamentó Francisco. Y añadió: “La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades”.

El Papa presidió “un momento extraordinario de oración en tiempos de epidemia” e impartió de forma extraordinaria la bendición Urbi et orbi, a la ciudad y al mundo, reservada tradicionalmente para la Navidad, la Pascua y la primera aparición pública de un pontífice después de su elección. Como medida de prevención, Francisco celebra todos sus actos a puerta cerrada, sin la presencia de fieles y sus oraciones y discursos se retransmiten en directo a través de los medios vaticanos. En la Ciudad del Vaticano, donde viven unas 500 personas, hay actualmente 4 casos de coronavirus confirmados.

Leer nota completa